descarga
     
 

Ernestina de Champourcín Morán de Loredo (Vitoria, 10 de julio de 1905 - Madrid, 27 de marzo de 1999), poeta española perteneciente a la Generación del 27.
Sus primeros libros la dan a conocer en Madrid: En silencio (1926), Ahora (1928), La voz en el viento (1931), Cántico inútil (1936). En estos libros evoluciona desde un Modernismo inicial a la sombra de Juan Ramón Jiménez a una poesía más personal donde domina el tema del amor envuelto en una rica sensualidad. Gerardo Diego la seleccionó para su Antología de 1934.
Compartió con los intelectuales de la República actividades como el Liceo Femenino, del que fue secretaria y donde conoció en 1930 a Juan José Domenchina, secretario personal de Manuel Azaña), con el que se casó en 1936. Allí conoció también a Juan Ramón Jiménez y su mujer Zenobia Camprubí, a Concha Méndez, María de Maeztu, María Baeza, Pilar Zubiaurre, Manuel Altolaguirre, Emilio Prados, Juan de la Encina y Rafael Alberti.
Durante la Guerra Civil, Juan Ramón Jiménez y Zenobia, preocupados por los niños huérfanos o abandonados, fundaron una especie de comité denominado "Protección de Menores". Ernestina se suma a este trabajo en calidad de enfermera. Debido a ciertos problemas con algunos milicianos deja esta labor para entrar a trabajar como auxiliar de enfermera en el hospital regentado por Lola Azaña. A partir de las vivencias que tiene en este trabajo inicia la redacción de una novela, Mientras allí se muere, inconclusa.
Marchó con su marido al exilio en Toulouse, París y México, donde sobrevivió trabajando junto a él como traductores del Fondo de Cultura Económica. También colabora igualmente para editoriales como Centauro y U.T.H.A (Unión Tipográfica Hispanoamericana); así llegan a traducir medio centenar de títulos. Colabora en la revista Rueca y publica Presencia a oscuras (1952), Cárcel de los sentidos (1960) y El nombre que me diste (1960). Su marido muere en 1959. El contenido religioso de su poesía se intensifica desde entonces. Publica Hai-kais espirituales (1967), Cartas cerradas (1968) y Poemas del ser y del estar (1972).
Retornará a España en 1972, instalándose en Madrid, y proseguirá publicando libros. Primer exilio (1978), La pared transparente (1984), Huyeron todas las islas (1988), Los encuentros frustrados (1991), primera parte de Del vacío y sus dones (1993), poesía dolorida que recorre el pasado desde la atalaya de la senectud. Discípula y amiga de Juan Ramón Jiménez, escribió sobre él uno libro de recuerdos, La ardilla y la rosa (Juan Ramón en mi memoria).
A partir de 1989 recibe distintos reconocimientos, como el premio Euskadi de Poesía, el Premio Mujer Progresista, la nominación al Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1992 y la Medalla al Mérito Artístico del Ayuntamiento de Madrid en 1997.
Murió en Madrid en marzo de 1999.
La poesía de Champourcín es intimista. Puede dividirse en tres fases: poesía del amor humano (1905-1936), poesía del amor divino (1936-1974) y poesía del amor sentido (1974-1991).